QUE ES LA CONTABILIDAD Y SU DEFINICIÓN

LA CONTABILIDAD

En la actualidad vivimos en un mundo económico globalizado en donde resulta importante contar con la información, el conocimiento y la tecnología de punta, a fin de mantenerse a la vanguardia de la competitividad en el mundo de los negocios, para lo cual la Contabilidad juega un papel muy importante proporcionando información relevante sobre la situación económica financiera que todo socio o dueño de una empresa desea conocer a fin de tomar las mejores decisiones en aras de lograr los objetivos que es lograr obtener rentabilidad, maximizar sus utilidades y hacer frente a la competencia que se vive día a día en el mercado mundial.

¿QUÉ ES LA CONTABILIDAD?

Existen muchas definiciones de Contabilidad debido a que como Ciencia avanza vertiginosamente, en ese sentido, de manera resumida se puede decir que la Contabilidad es la ciencia que administra, dirige y controla el patrimonio de la empresa mediante una adecuada técnica de recopilación, clasificación y registro de las actividades comerciales que se realizan en un determinado tiempo, con el fin de producir informes financieros, que al realizar el análisis e interpretación de los mismos, permitan conocer la vida económica y financiera de la empresa a fin de tomar las mejores decisiones que conlleven al logro de los objetivos empresariales.

HISTORIA DE LA CONTABILIDAD.

La contabilidad es una actividad tan antigua como la propia Humanidad. El hombre siempre ha necesitado llevar cuentas, guardar memoria y dejar constancia de datos relativos a su vida económica y a su patrimonio: bienes que recolectaba, cazaba, elaboraba, consumía y poseía; bienes que almacenaba; bienes que prestaba o enajenaba; bienes que daba en administración; etc.

ÉPOCA ANTIGUA.– Se generaron algunos elementos que tiempo después fueron atesorados por la contabilidad, entre los cuales se encuentran: Las tablillas de barro, la escritura cuneiforme, el
sistema de pesas y medidas, la posición y registro de cantidades, las operaciones matemáticas, la escritura pictográfica y jeroglífica, rl papiro y la moneda.

EDAD MEDIA.- Se creó el sistema numérico arábigo, se iniciaron las Cruzadas y se desarrollaron nuevas rutas mercantiles, situaciones que propiciaron la necesidad de contar con algún tipo de
registro de las transacciones mercantiles.

RENACIMIENTO.– Surgió la imprenta y comenzaron a registrarse las operaciones mercantiles, lo cual ayudó a perfeccionar la técnica contable.

REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.- Se dio validez oficial a la profesión contable y surgió el mercantilismo y la industria.

ÉPOCA CONTEMPORANEA.– Se reglamentó la actividad contable, así como los reportes financieros de mayor calidad.

SIGLO XXI.- Existencia de un ambiente de globalización de la economía, de internacionalización de los mercados financieros y de mayor enfoque en aspectos de transparencia y rendición de
cuentas a los diferentes usuarios de la información.

La contabilidad ha tenido que adaptarse a las nuevas necesidades de los distintos usuarios. Si bien la historia de la contabilidad se remonta aproximadamente a 7 000 años desde que se
registró la existencia de tablillas de barro, a lo largo de ese periodo se han presentado tres sucesos que marcaron la evolución de ésta:

Primero: en 1494, fray Luca Pacioli sentó las bases de la contabilidad en un documento titulado Summa arithmetica, geometria proportioni et proportionalita, el cual considera por primera vez el
concepto de “partida doble” o dual, que basa su lógica en la premisa de que las transacciones económicas impactan doblemente en la situación financiera de las organizaciones; por un lado, al registrar el incremento de bienes o derechos o la disminución de obligaciones y, por otro, al registrar la fuente de recursos para realizar lo anterior. Este documento recopila información relacionada con los métodos de registro y cuantificación que realizaban los comerciantes de aquella época.

Segundo: en Estados Unidos, durante la década de 1930, se generó una de las peores catástrofes financieras, a la que se le conoce como la Gran Depresión. A causa de ella, cientos de empresas estadounidenses quebraron; por tanto, fue necesario reformar las leyes e instituciones de supervisión financiera, así como las normas bajo las cuales se elabora información financiera para proteger a los inversionistas y evitar futuros episodios de inestabilidad. Fue entonces cuando la contabilidad retomó un gran impulso, a fin de garantizar transparencia y rendición de cuentas en la administración de los negocios y las operaciones financieras.

Tercero: el año 2002 será recordado por los cuantiosos fraudes financieros y escándalos de grandes compañías estadounidenses ocasionados por distorsionar cifras clave de su información financiera. Casos como el del corporativo energético ENRON, la empresa de telecomunicaciones World-Com y otras más han dejado una huella en la historia de la contabilidad. La lección aprendida por la comunidad financiera fue asegurarse de que la información financiera reforzara su calidad y que los organismos de supervisión financiera tomaran medidas que garantizaran la correcta administración de las sociedades mercantiles públicas (es decir, con accionistas participantes en el mercado de valores) y la transparencia y confiabilidad de ésta. Es por esta razón que se hace un cambio radical en la forma de administrar las sociedades mercantiles públicas enfatizando las responsabilidades de sus directivos y especificando nuevas exigencias de información. A dicho movimiento se le conoce como “gobierno corporativo”, en el caso de Estados Unidos, los nuevos conceptos de gobierno corporativo se incluyeron en una ley denominada en honor a los legisladores que promovieron su aprobación: Sarbanes y Oxley.

La historia de la contabilidad comprende actualmente no sólo el estudio de la evolución de las técnicas contables, sino también el de la organización y las técnicas de gestión y control
empresarial, que forman un todo con la organización contable instrumentada, así como el de las operaciones reflejadas en los registros de cuentas. Dentro de este ámbito, la historia de la contabilidad no descuida el estudio del pensamiento y la enseñanza contables, ni el de la formación de la profesión contable y el establecimiento de grupos corporativos profesionales, o el análisis de la legislación y disposiciones que regulan la actividad contable. Más allá aun, el historiador moderno de la historia de la contabilidad se preocupa por identificar e investigar las interacciones producidas entre las estructuras del mundo contable y su entorno cultural, político y socioeconómico.

¿QUÉ OBJETIVOS PERSIGUE LA CONTABILIDAD?

El objetivo principal de la Contabilidad es informar a los que dirigen la empresa, la imagen fiel de la misma respecto a sus activos, pasivos y capital, así como la información y análisis de las
operaciones comerciales, lo cual alcanza a través de: Conocer la situación patrimonial y financiera de la empresa en un momento determinado, es decir, qué tiene, cuánto le deben y qué debe ella a terceros. Esta información se resume en el Estado de Situación Financiera conocido como Balance General.
Determinar el resultado de la gestión económica obtenido durante un Año Fiscal o Ejercicio

Económico. Este resultado revela la gestión del empresario durante dicho period. Esta información se revela en el Estado de Resultado conocido como Estado de Ganancias y Pérdidas.
Cuando se conoce los motivos de las ganancias o pérdidas generadas, se puede adoptar las medidas necesarias para mejorar el resultado en los próximos Ejercicios Económicos.

En base a esta información y su interpretación es posible conocer en cualquier momento y de forma sistemática la evolución de la empresa.

IMPORTANCIA Y OBJETIVOS DE LA CONTABILIDAD.

La ciencia contable también es una herramienta de la planeación económica en todos los niveles, por ello abarca una serie de objetivos como:

 La contabilidad representa la historia de la empresa expresada en números, sus anotaciones permiten evaluar el futuro y utilizarlas cuando sea necesario. Las anotaciones contables van presentando a lo largo del tiempo un testimonio continuado de la vida de las empresas.

 Se valora el patrimonio mediante las anotaciones estadísticas manifestados en los registros contables.

 La empresas actúan en el ámbito económico teniendo como meta el equilibrio entre lo que necesita y su disponibilidad, sean estos recursos materiales o financieros.

 En base a la Contabilidad se puede conocer la eficiencia o deficiencia de la administración y su función social que lleva a cabo, analizando los hechos económicos y su influencia en la situación económica de las empresas.

 En líneas generales, comunica a los usuarios la información económica y financiera útil y oportuna para una mejor toma de decisiones.

Modo de alcanzar los objetivos:

Para lograr los objetivos la información contable deberá ser:
 Relevante: La información es relevante cuando es útil para la toma de decisiones económicas, es decir, cuando ayuda a evaluar sucesos pasados, presentes o futuros, o bien a confirmar o corregir evaluaciones realizadas anteriormente. Es decir, la información contable presentada debe mostrar adecuadamente los riesgos a los que se enfrenta la empresa. La contabilidad debe prescindir de toda aquella información redundante e inútil, ya que su evaluación, tratamiento y control exige un esfuerzo sin recompensa.

 Fiable: Debido a que terceras personas ajenas a la empresa se ven involucradas en el proceso de decisión es necesario que la información presentada por la empresa sea creíble.
La información es fiable cuando está libre de errores materiales y es neutral, es decir, está libre de sesgos, y los usuarios pueden confiar en que es la imagen fiel lo que pretende representar. Para ello auditores externos a la empresa analizan y dan su conformidad a la información generada.

 Integra: En la medida que la información generada afecta a las decisiones a adoptar por diferentes personas cabe esperar que sea lo más íntegra y objetiva posible. La integridad se
alcanza cuando la información financiera contiene, de forma completa, todos los datos que pueden influir en la toma de decisiones, sin ninguna omisión de información significativa. Y la objetividad se logra mediante la aplicación de una normativa de obligado cumplimiento.

 Clara y asequible: La información debe ser clara y de fácil interpretación para que aquellas personas que se relacionen con la empresa puedan formarse juicios que les faciliten la toma de decisiones.
 Comparable: Para que la información contable cumpla con su objetivo de ayudar a la toma de decisiones es necesario que sea comparable con la información histórica de la propia empresa
y con la información presentada por terceras empresas.

 Periodica: Como toda información, es útil si es proporcionada en el momento oportuno. Para ello se establecen unas fechas para que las empresas aporten y hagan pública la información contable.

El origen de toda la información contable reside fundamentalmente en el registro documental de las operaciones que la empresa desarrolla en el día a día. Es por ello que existen estrechos lazos de unión entre la contabilidad y la gestión administrativa de las operaciones (emisión y recepción de pedidos, facturas, etc.).

RELACIÓN DE LA CONTABILIDAD CON OTRAS CIENCIAS.

CON LA ESTADÍATICA:

La Contabilidad es una ciencia que llena su contenido basándose en la estadística que consiste en la organización de datos en forma ordenada para proyectar, establecer tendencias, índices, etc.
Los Estados Financieros reflejan la situación económica y financiera de toda empresa.

CON EL DERECHO:
Tiene relación estrecha ya que permite normar el funcionamiento de la empresa mediante tres aspectos:
1. El Derecho Comercial, legisla los libros contables que se deben llevar, la formación de sociedades y estatutos respectivos, etc.
2. El Derecho Laboral, legisla la relación mutua entre la empresa y los trabajadores en base a disposiciones legales vigentes.
3. El Derecho Tributario, que norma los impuestos, tasas y contribuciones, que toda empresa o persona natural está obligada a cumplir con el estado.

CON LA ECONOMÍA:
Ambas ciencias están relacionadas con los bienes y las actividades humanas referentes a la producción, intercambio y consumo de dichos bienes. La Economía es general y la contabilidad es específica.

CON LAS MATEMÁTICAS:La Contabilidad utiliza números como medida de valor. En el concepto se ha establecido que la Contabilidad es exacta en su expresión matemática.

CON LAS FINANZAS:
Las finanzas permiten a la contabilidad un manejo eficiente de los recursos que tiene la empresa y así hacer frente a las necesidades monetarias mediante la toma de decisiones de inversión y de
financiamiento.

CON LA ADMINISTRACIÓN:
La contabilidad mediante el análisis de los Estados Financieros proporciona a la administración las alternativas necesarias para la toma de decisiones en la planificación, organización, dirección y
control de la empresa.

CON EL CÁLCULO MERCANTIL:
Está relacionado con los cálculos de las operaciones mercantiles financieras resolviendo problemas de matemática financiera.

TENEDURÍA DE LIBROS:
Está relacionado a la manera de registrar las operaciones contables en los libros principales y auxiliares en forma ordenada, clara y precisa, basándose en los principios contables generalmente
aceptados.

CON LA DOCUMENTACIÓN MERCANTIL:
Porque tiene que ver con el registro de todos los documentos contables de las operaciones comerciales que se llevan a cabo en la empresa.

USUARIOS DE LA INFORMACIÓN CONTABLE
La contabilidad es útil en la medida que sirve para adoptar las decisiones más adecuadas a la hora de explotar las oportunidades y minimizar los riesgos futuros. Por tanto, podemos afirmar que
la contabilidad no es un fin en si mismo, sino un medio para dar a conocer a terceras personas la situación y evolución de la empresa indicándoles de forma relevante, fiable y periódica la situación
patrimonial y financiera, los resultados obtenidos y sus causas.

Esencialmente, la información que proporciona el sistema de contabilidad tiene por objetivo cubrir las necesidades de dos diferentes tipos de usuarios: los externos y los internos.
Usuarios externos
La información financiera dirigida a usuarios externos tiene por propósito satisfacer las necesidades de inversión de un grupo diverso de usuarios. Entre los principales se encuentran los siguientes:
• Inversionistas presentes (accionistas).
• Inversionistas potenciales.
• Acreedores.
• Proveedores y otros acreedores comerciales.
• Clientes.
• Empleados.
• Órganos de revisión internos o externos.
• Gobiernos.
• Organismos públicos de supervisión financiera.
• Analistas e intermediarios financieros.
• Usuarios de gobierno corporativo.
• Público en general.

Usuarios internos
De la misma forma en que los usuarios externos tienen necesidades de información, los administradores de una entidad económica, representados principalmente por los funcionarios de
los niveles superiores tales como directores generales, directores funcionales, gerentes de área, jefes de departamento, etc., tienen necesidad de monitorear el desempeño de la entidad para la
cual trabajan y el resultado de su propio trabajo. Por naturaleza, dicha información es de un nivel de detalle mucho mayor que el suministrado a los usuarios externos. Por lo mismo, no están regidos por leyes ni por otro tipo de disposiciones sino exclusivamente por la necesidad de la información y la creatividad de quienes elaboran este tipo de información.

CLASIFICACIÓN DE LA CONTABILIDAD SEGÚN LOS USUARIOS DE LA INFORMACIÓN

El propósito básico de la contabilidad es proveer información útil acerca de una entidad económica, para facilitar la toma de decisiones de sus diferentes usuarios (accionistas, acreedores, inversionistas potenciales, clientes, administradores, gobierno, etc.). En consecuencia, como la contabilidad sirve a un conjunto de usuario, se puede clasificar básicamente de 2 tipos:

Contabilidad financiera
Se conforma por una serie de elementos tales como las normas de registro, criterios de contabilización, formas de presentación, etc. A este tipo de contabilidad se le conoce como
contabilidad financiera, debido a que expresa en términos cuantitativos y monetarios las transacciones que realiza una entidad, así como determinados acontecimientos económicos que le
afectan, con el fin de proporcionar información útil y segura a usuarios externos para la toma de decisiones.

Este tipo de contabilidad es útil para acreedores, accionistas, analistas e intermediarios financieros, el público inversionista y organismos reguladores entre otros, todos usuarios externos
de la información contable.
Contabilidad de Gestión o Administrativa
Todas las herramientas del subsistema de información administrativa se agrupan en la contabilidad administrativa, la cual es un sistema de información al servicio de las necesidades internas de la administración, orientado a facilitar las funciones administrativas de planeación y control, así como la toma de decisiones. Entre las aplicaciones más típicas de esta herramienta se cuentan la elaboración de presupuestos, la determinación de costos de producción y la evaluación

de la eficiencia de las diferentes áreas operativas de la organización, así como del desempeño de los distintos ejecutivos de la misma. Este tipo de contabilidad es útil sólo para los usuarios internos
de la organización, como directores generales, gerentes de área, jefes de departamento, entre otros.

Diferencias entre contabilidad financiera y administrativa
Ambas tienen como finalidad generar información útil para la toma de decisiones en las empresas, sin embargo, existen algunas diferencias que se mencionan a continuación:

La contabilidad administrativa está organizada a fin de producir información para usuarios internos integrados por los administradores de los diferentes departamentos o áreas de la organización,
está enfocada hacia el futuro y genera, entre otra información, los presupuestos y estándares de costos. Por otra parte, la contabilidad financiera produce información para los usuarios externos,
se basa generalmente en información del pasado o en sucesos ya realizados por la organización, además de que permite visualizar de manera global los resultados de la entidad económica.
La contabilidad financiera está regulada por las normas de información financiera. Esto se debe a que los usuarios de la contabilidad financiera requieren de un estándar en la presentación de la
información para hacerla comparable con otros ciclos del negocio y/o con otras entidades económicas. Por su parte, la información generada por la contabilidad administrativa no se encuentra sujeta a normas contables o formatos preestablecidos, ya que se adecua a las necesidades de los usuarios internos de la organización.

LA ECUACIÓN CONTABLE.

La ecuación contable representa la relación entre Activos, Pasivos y Patrimonio (Capita). De un lado están los Activos (lo que tiene) y del otro lado los Pasivos y Patrimonio (lo que debe) que son
las fuentes de financiamiento.

La ecuación contable es el pilar de la contabilidad, ya que todo hecho contable debe ser registrado doblemente, debido a que en toda operación mercantil intervienen por lo menos dos personas, una
que recibe y otra que entrega.

La ecuación contable se puede definir como la igualdad que existe entre los elementos que la conforman, los cuales son:

ACTIVO = PASIVO + PATRIMONIO
PASIVO = ACTIVO – PATRIMONIO
PATRIMONIO = ACTIVO – PASIVO

Primer elemento de la ecuación contable: ACTIVO
Es el conjunto de bienes y derechos por cobrar que posee una persona o empresa, dichos bienes o derechos tienen un valor económico expresado en términos monetarios, y se clasifican en:
Activo Corriente: llamado también Activo Circulante o Líquido, son los activos que son efectivo o que se espera que se conviertan en efectivo a corto plazo, dentro de un año; ejemplo: caja o
efectivo, bancos, inventarios o mercaderías.

Se divide a su vez en:
Disponible: Dinero en Efectivo
Exigible: Cuentas por Cobrar
Realizable: Existencias o Mercaderías

Activo No Corriente: Son aquellos Activos que para poder convertirse en efectivo se requiere un largo plazo, mayor a un año; ejemplo: documentos por cobrar a largo plazo, maquinaria, mobiliario
y equipo de oficina,

El segundo elemento de la ecuación contable: PASIVO
Son las deudas u obligaciones que tiene la empresa que proviene de hechos pasados, cuya liquidación se espera que produzca un beneficio económico.

Pasivo Corriente: Son las deudas u obligaciones que la empresa tiene que pagar en corto tiempo, dentro de un año; Ejemplo: Deudas con proveedores, deudas con el personal, deudas con
el estado (Cuentas por pagar comerciales, Remuneraciones, Tributos por Pagar).

Pasivo No Corriente: Son las deudas u obligaciones que la empresa tiene que pagar a largo plazo, mayor a un año. Ejemplo: Obligaciones Financieras por Préstamos.

Tercer elemento de la ecuación contable: PATRIMONIO
Representa los aportes o inversión efectuada por el propietario o socios al constituir la empresa, más los resultados no distribuidos (Capital, Utilidades No Distribuidas) y representa en todo
momento la diferencia entre el activo y el pasivo (Conjunto de Bienes y Derechos de la empresa menos las obligaciones contraídas).

CASOS PRÁCTICOS: Efecto de las operaciones de negocios en la ecuación contable básica
Los negocios realizan múltiples operaciones o transacciones que tienen un efecto directo en los componentes de la ecuación contable básica. Una sola operación puede afectar a uno o más
elementos de la ecuación. Por ello, en esta sección se analizará cómo las transacciones de los negocios afectan la igualdad.

autor: Alarcón Monzón, C

Zevallos Zevallos, E. (2014). Contabilidad General. Perú.
Tarango, J. P. (2010). Técnica contable. Retrieved from
Guajardo Cantu, G.& Andrade de Guajardo, N. ( ) Contabilidad Financiera. (5ºEd.). Mexico: Mc
GrawHill